viernes, 31 de julio de 2009

MARGARITA CAMPOS SIERRA
MAESTRÍA EN EDUCACIÓN
PRIMER CUATRIMESTRE
LA EDUCACIÓN EN LA ÉPOCA DE LA COLONIA


INTRODUCCIÓN

El primer paso que dio origen a la instrucción en la época colonial, fue la evangelización de los aborígenes.
Poco tiempo después, cuando quedo descuidada la educación indígena, se solicitaron instituciones que asegurasen a los criollos el acceso a los estudios superiores, quedando bajo la responsabilidad compartida de los profesores universitarios, los particulares y los claustros de las órdenes regulares.
Aunque el fin de la evangelización del indígena de la Nueva España era que se les instruyera a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a observar todas las cosas se que mandaba.
Un aspecto importante que se dio en los principios de la colonización, fue enseñar las artes y oficios a los misioneros logrando así que los indios dispusieran de una fuente de ingreso para su vida material dentro del sistema económico a la europea, aunque la más grande dicha era, que se les había rescatado a los vencidos de su desesperación mortífera y haberlos animado a vivir la nueva vida. Ya que recurrir a una fuerza que los animara y los completara a vivir hará viable su subsistencia.
DESARROLLO

Durante la época colonial era considerada como la última célula de la sociedad humana y para consolidar y perpetuar el futuro de la conversión de los indios, era imprescindible cristianizarla.
A las mujeres se les enseñaba en la doctrina cristiana, todas ellas seguían esa instrucción en los patios de las iglesias, hasta que llegaba el momento en el que podía contraer matrimonio.
En 1529 la educación femenina entró en una fase más avanzada, cuando contaban con una casa de recogimiento y doctrina para niñas y mujeres mayores.
Lo que en la actualidad se conoce como instrucción primaria, se conocía como primeras letras; era costumbre que los cursos impartidos en las instituciones religiosas se orientaran hacia la enseñanza del latín, pero, también hubo profesores de gramática, lectura y escritura.
Durante 1543 el monarca Carlos I dio por sentado que los estudios serían similares para todos, es por esto por lo que la enseñanza de las primeras letras se combinaba con los estudios superiores propios del estado eclesiástico.
Cuando se establecieron las primeras familias españolas en la Nueva España surgió la necesidad de dar educación a sus hijos, esta necesidad se fue cubriendo con nuevos españoles,
entre los que llegaron clérigos seculares, bachilleres sin ocupación determinada y maestros de primeras letras.
Existió mucha falta de igualdad para la educación de las mujeres; en cuanto a los mestizos, indios y negros se les negó paulatinamente el derecho a una mejor educación y el ejercicio de la profesión.
Treinta años después de la conquista de Tenochtitlán se construyó la primera universidad del continente americano en la capital de la Nueva España, aunque la adquisición de una institución tan respetada como era esta no parecía necesaria ni urgente.
Para el término de la época virreinal la universidad mexicana era un organismo con personalidad propia y fiel conservadora de tradiciones, conocimientos e ideas.
La influencia de la universidad en la vida colonial no podría medirse por el número de estudiantes, su proyección se realizo por medio de la iglesia que se dedicaban a sus ministerios.
La falta de programa definido limitó la dirección metodológica a la adopción del viejo esquema de las artes liberales, todo el conocimiento se agrupó en dos grandes ramas: el Trivium y el Quadrivium, no obstante la gramática, es decir el latín, debía ocupar el primer escalón del aprendizaje. La culminación de los estudios eran las facultades mayores, Teología, Derecho y más tarde Medicina, aunque el máximo nivel era un grado académico, de bachiller o maestro; a finales de la Edad Media se consideraba normal un periodo de ocho o diez años de estudio en la universidad.
Hasta el siglo XV la educación universitaria se concebía como exclusiva de minorías; los esfuerzos por poner la cultura al alcance de la mayoría dieron lugar a nuevos métodos de estudio modificando los reglamentos de los colegios, universidades y contribuyeron a consolidar la tradición literaria-teológica-humanista.
La universidad medieval se enfocaba a dirigir a los estudios en el camino de la verdad pero no dejaba a un lado el conocimiento de nuevos temas o nuevos autores.


CONCLUSIONES

La época colonial marca uno de los escalafones más importantes para el programa educativo que actualmente conocemos, que va desde el nivel básico hasta el superior, puesto que esta marca una diferencia considerable en las ideas anteriores y una gran similitud con las ideas actuales.
La evolución educativa con el paso de los siglos ha dado paso a nuestro actual desarrollo educativo, abriendo puertas también a la formación de nuevas corrientes que atacan todas las vertientes de la enseñanza como ciencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada