miércoles, 8 de julio de 2009

Opinión

Margarita Campos Sierra

Maestría en educación

Primer cuatrimestre



_____EMILIO O DE LA EDUCACIÓN_____

Juan Jacobo Rousseau


EL EMILIO contenía los principios de una nueva formación pedagógica. Rousseau propone a la educación como la mejor arma contra los problemas, mediante la transformación interna del hombre, aunque estas ideas le causaron críticas por parte de otros pensadores que no comulgaban con sus ideas, advirtiéndole que sería imposible un retorno a la naturaleza.

Rousseau afirmaba que como adultos en favor del bienestar de la humanidad, deberíamos de evitar al niño que se contaminara con la obra corruptora de la civilización, y en contraparte, cultivar amorosamente y con gran cuidado sus impulsos naturales y espontáneos, los cuales eran siempre buenos. También nos habla de que debemos de evitar la intelectualización prematura de la emoción, para evitar que se deformen las facultades iniciales intelectuales del niño, pues el sentimiento debería siempre de anteceder al pensamiento.

EMILIO nos habla de que las ciencias deben de contribuir a que el hombre sea natural. El hombre natural quedaría entonces sustituido por el hombre de cultura que niega la naturaleza y crea reglas artificiales constitutivas a su vez de la sociedad, tanto como del lenguaje y los conocimientos de los distintos pueblos.

Rousseau nos habla de la enseñanza intuitiva cuando Emilio recorre guiado por su maestro la localidad en que vive, adquiriendo por intuición, la visión inmediata de los conocimientos geográficos y de historia natural.

En EL EMILIO el pensamiento de la educación sigue estando vigente en varios aspectos de la actual manera de conducir el proceso educativo.

Todos nacemos siendo seres sensibles, por lo que desde entonces, los diversos objetos que nos rodean alteran nuestras impresiones, enseñándonos a vivir y a conocer nuestra condición humana.

Durante la segunda etapa de la vida, edad en la que se toman las primeras lecciones de ánimo forzado para aprender a padecer, aunque los adultos determinen a instruir a los niños en aquello que podrán y deberán captar por sí solos; de los golpes proviene el beneficio de la libertad.


“Cuanto más corremos tras la felicidad, más se aparta de nosotros”.


Es otro de los principios con que Rousseau trata de decirnos que la felicidad no está en tenerlo todo, sino en tener lo que más necesitamos, por lo tanto es más recomendable vivir en armonía con la naturaleza, padeciendo, sanando o muriendo, pero sobre todo, viviendo a plenitud hasta la última hora.

Nadie tiene el derecho de ordenar a un niño, ni siquiera su padre, lo que no pueda serle de algún provecho. El autor nos marca que a un niño se le hace daño acostumbrándolo a conseguirlo todo, porque a medida que crecen así sus deseos, debido a la facilidad de satisfacerlos, y así pues, tarde o temprano sentirán la impotencia al darse cuenta que no todo se obtiene fácilmente, ésta le causará más tormento que la privación de lo deseado. Nada se debe dar a nuestros hijos solamente porque lo pide, sino porque verdaderamente lo necesita.

EMILIO es una obra vigente en diversos aspectos educativos, siendo más aplicable en la conducción de la misma. El autor desarrolla un modelo educativo para el niño hasta los 5 años que se fundamenta en las sensaciones y en la experiencia, es decir, sin trabas ni límites que partan de las voluntades sociales de los adultos.

Este libro propone la formación del hombre natural, es decir, un hombre libre y autónomo; el hombre de sentimiento antes que de pensamiento.

Propone la educación como un arma para la transformación interna del hombre, llevando esto acabo sin utilizar la represión, al contrario, alentando su pensamiento, su total desarrollo, sin barreras, ni limitantes.
BIBLIOGRAFÍA
Rousseau, J. EMILIO O DE LA EDUCACIÓN. Ed. Porrúa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada