sábado, 15 de agosto de 2009

CONSERVADORES Y LIBERALES EN MEXICO. LIDIA

CONSERVADORES Y LIBERALES EN MEXICO

Al final del imperio de Iturbide, se permitió el desarrollo de dos formas de percibir la parte política, incubadas a lo largo de la colonia,:
Por parte de la logia yorkina: el Partido Liberaly por parte de la logia escocesa: el Partido Conservador.Partido Liberal
Llamado también partido del Progreso y dividido en puros y radicales, fue fundado por José María Luis Mora a principios del s. XIX.
QUIENES lo apoyaban son gente de modestos recursos, profesión abogadil, clero bajo, juventud y larga cabellera, entre ellos están: José Ma Luis Mora, Santos Degollado, Epitacio Huerta, Guillermo Prieto, Juárez, Ocampo, Parrodi, Payno, Silíceo, Comonfort, Manuel Doblado y Ponciano.
El PROYECTO POLÍTICO era introducir cambios profundos en la sociedad para quitar el despotismo y poner libertades políticas y civiles. Se pensaba en una República Federal, Democrática, Representativa, Burguesa y Popular, estableciando los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial. Querían que hubiese igualdad ante la ley mantaniendo la constitución de 1824. Otorgar libertades individuales para consagrarse al trabajo, industria, comercio etc, de cada uno. Habiendo tolerancia de religiones.
La IGLESIA tenía un gran monopolio sobre muchas cosas y los liberales quieren que primeramente se separe la iglesia del estado, suprimir la campaña de Jesús y quitarle los bienes de la iglesia para que sean usados así como los tributos, los registros civiles, los fueros, los votos y la educación.
En el EJÉRCITO los liberales quieren que sea disminuido, suprimir los fueros, que estén aparte de los asuntos civiles y que sea una milicia civil.
La EDUCACIÓN es lo primero, entonces se tiene que separar de la iglesia para que así todos puiesen tomar educación. La escuela debe ser Laica, Obligatoria y Gratuita. Estará en manos del estado y siguiendo las líneas de la ciencia.
El PASADO HISTÓRICO es la economía como idea política, tienen ideas de la ilustración, niegan su tradición hispana, creen en el antagonismo (indios V.S. españoles). En su época prehispánica era gloriosa.
Sus HÉROES son Hidalgo, Cuauhtémoc, etc.
Sus TRAIDORES son Cortés, Iturbide, etc.
Sus ALIADOS son Estados Unidos de América.
Partido Conservador
QUIENES lo apoyaban, son gente rica, del ejército, terratenientes, etc. Como por ejemplo Lucas Alamán (fundador), Airangoiz, Elguero, Zuluaga, Juan Nepomaceno, Antonio Haro, Miramón, Osollo, Márquez, etc.
Su PROYECTO POLÍTICO es continuar con el antiguo régimen y orden social español, basado en privilegios en prejuicio de otros. Son sin elecciones. Monarquía centralista con estados convertidos a departamentos, que son 100% independientes del monarca. Son anti-federalistas.
La IGLESIA lo es todo para ellos. La única religión permitida es la Católica con una unidad eclesiástica. Tienen una fuerza económica debido al monopolio de muchas cosas. Tienen la fuerza pública para "moralizar". Se dejan los privilegios y la iglesia coordina la educación para que así no haya ideas liberales.
El EJÉRCITO es 100% apoyado ya que una monarquía sin un buen ejército no serviría para mucho. Se dejan los fueros y es un ejército bastante competente.
La EDUCACIÓN es solamente para los ricos. El clero la controla para que no haya derrames de ideas liberalistas.
El PASADO HISTÓRICO es poco, es una aberración diabólica exceptuando la época colonial ya que fue la parte mas gloriosa.
Sus HÉROES son: Cortés, turbide, etc.
Sus TRAIDORES son: Hidalgo, Cuauhtémoc, etc.
Sus ALIADOS son España y Francia.
PENSAMIENTO ETICO DE JOSE MARTI
Caracterizar, esencialmente, el pensamiento etico de Jose Marti disperso en su extensa obra. Establecer la cercania del pensamiento martiano a la reflexion bioetica actual. MATERIAL Y METODO PRINCIPIOS METODOLOGICOS Los principios , palabra proveniente del latin principiun , significa "fundamento", "inicio", "punto de partida", "idea rectora", cuya funcion principal es regular, en este caso ...
DON MANUEL MORA
De Manuel Mora se han escrito muchas cosas que no dejan bien parado al personaje. Por el contrario, se lo ha denigrado de todas las formas posibles y hasta se le han adjudicado hechos que no cometió. Por otro lado otros incidentes que hablan de malos tratos si fueron reales. El eximio investigador salesiano Padre Brugna, cuyo trabajo es fuente principal para esta monografía, ha hecho una tarea objetiva para mostrar al gaucho en sus reales dimensiones.
Los testimonios sobre Mora son variados, muchos lo muestran como una encarnación del mal mientras que otros son ambivalentes. Parece que fue hombre de carácter fuerte que no admitía contradicciones y que hacía alarde de su poder y riqueza. Amigo de diversiones y fiestas, era afecto a la bebida. Las fiestas se celebraban con frecuencia donde estaba Mora (en una ocasión intercambió a un chileno 500 vacas por un cargamento de vino).
Definido como "camorrero", "sinvergüenza", "personaje siniestro", "gaucho malo"; hay historias que dicen que llego a estar preso en la cárcel de Chos Malal y también detenido en Junín de los Andes a causa de sus peleas. Por otra parte, también se habló de su gentileza para con las mujeres: un testimonio dado por Carmen Ruiz que de niña lo vio en Junín de los Andes relata que ella había ido a comprar a un negocio del pueblo y vio entrar a Mora. El hombre miró a una joven mujer que estaba también comprando y en el momento Manuel adquirió una caja de jabón de tocador obsequiándosela a la sorprendida joven (aunque esta galantería, como veremos más adelante, podía convertirse en una tremenda brutalidad)
Su prosperidad y poderío aumentaban sin cesar: pulperías que vendían toda clase de mercadería traída desde Chile, puestos ganaderos prósperos (hasta se supone que fue Mora el responsable de la inauguración de una cancha para carreras de caballos en el Quilquihué).
La fama de Mora se iba extendiendo y afirmando. Fue tenido en cuenta por los responsables del gobierno de la región: se inmiscuyó en la fundación de San Martín de los Andes (1898) brindando "información reservada" al jefe de las fuerzas militares Rudecindo Roca.
LUCAS PACCIOLO
Datos biográficos:
Las noticias biográficas que se poseen acerca de Lucas Pacciolo no son muy abundantes. A pesar de que todo el mundo habla de él, pocos conocen su obra. Se sabe que nació en Borgo di San Sepolcro, en la actual provincia italiana de Arezzo, pero se ignora la fecha de su nacimiento, aunque se supone que fue entre 1445 y 1450. Tampoco se conoce el año de su fallecimiento, pudiéndose afirmar que en 1514 vivía todavía. Es posible que muriera en el año 1516.
Fue alumno del celebre matemático y eximio pintor de aquella época Pireo Della Francesca. Llegado a los veinte años se mudó a Venecia y entró al servicio del rico mercader Antonio Rompiasi en concepto de profesor de sus hijos. En 1470 escribió un tratado elemental de álgebra que dedico a los hijos de Rompiasi. Es seguro que allí pudo familiarizarse con la vida de los negocios y observar el desarrollo de lo que ahora llamaría "trabajos de oficina". En 1471 fue a Roma como huésped de León Batista Alberti, famoso humanista, matemático, arquitecto, etc, prototipo del "Hombre Universal" de su época y de su pueblo, este hecho demuestra que los matemáticos de su época lo tenían en gran estimación; no era cosa fácil tener la amistad del gran genio Florentino. Ingresó a la orden de Los menores de San Francisco. Del años 1475 a 1478 enseñó matemática en Perusia, donde escribió una segunda obra de álgebra. En el año 1481 Publicó una tercera obra sobre matemáticas. Posteriormente, de 1490 a 1494, enseño en Nápoles y Padua; fue a Florencia y al fin regresó a Venecia, para preparar y revisar su obra maestra.
En la época en que vivió Lucas Pacciolo, los hombres de ciencia no tenían la condición de "especializados". Era la época cumbre del impulso renacentista, y las inteligencias privilegiadas de aquel tiempo abarcaban todas las ramas de las ciencias hasta entonces conocidas.
Lucas Pacciolo pertenecía al grupo de aquellos renacentistas que se sentían atraídos por todos los aspectos del saber humano. Además, Lucas Pacciolo, contemporáneo de Leonardo fue su amigo, colaborador en varios trabajos, compañero de estudios y docencia, y en algunos de los libros publicados por Pacciolo figura dibujos de Leonardo, según afirma el propio Pacciolo.
Por otra parte, Lucas Pacciolo, hombre de extraordinaria cultura, estuvo relacionado con altas jerarquías de la Iglesia, fue secretario de varios cardenales y mereció especial y personal protección de los papas Julio II y León X (Juan de Médicis).
Lucas Pacciolo, matemático, teólogo, arquitecto, místico, geómetra, poeta, etc., escribió varias obras sobre diversas materias; pero, según ya hemos dicho, aquellas que le han dado renombre son la Summa de Aritmética, Geometría, Proportionatie et Proportionalita (1494) y la Divina Proportioni (1509), ambas de carácter eminentemente matemático.
La Summa es casi el primer libro impreso que se ocupa de matemáticas, se le puede considerar como el origen de la escuela matemática italiana que había de brillar en el siglo siguiente. Dentro de ese conjunto enciclopédico figura un tratado especial ( que titula Tractatus Partícularis de Computis et Scripturis ) dedicado a explicar la contabilidad de los comerciantes; siendo así la primera obra impresa que explica la "partida doble" y fue sin discusión alguna, quien expuso por primera vez la base de una "doctrina" sobre este sistema.
No hay duda que la contribución de Pacciolo a la contabilidad fue histórica, porque su libro reúne la estructura completa de la contabilidad a partida doble, no sólo con la explicación de los libros necesarios sino también con una exposición muy avanzada de procedimientos.
LA ESTRUCTURA COMPLETA, FRAY LUCAS PACCIOLO
Cabe a Lucas Pacciolo la celebración perenne, el haber otorgado a las generaciones un sistema de contabilidad por medio de la partida doble, alma y teoría principal de las ciencias contables, legando las bases de la contabilidad y la teneduría de libros que conocemos en la actualidad.
La Ecuación Fundamental de Pacciolo fue:
ACTIVO – PASIVO =CAPITAL
Siendo la ecuación básica de la Partida doble. Cuando Pacciolo publica su famoso libro "Summa de Aritmética, Geometría, Proportionati et proportionalites" el 10 de noviembre de 1494, a través del "Tractus XI- Particularis de computis et scripturis",nos dejó su legado a través de 36 capítulos su tratado de cuentas, de contabilidad por la partida doble dando inicio a la ciencia de la Contabilidad. Aconseja utilizar 4 libros: Inventario y Balances, Borrador o Comprobante, Diario y Mayor.
Reglas de la partida doble -Principios fundamentales:
1. No hay deudor sin acreedor.
1. La suma que se adeuda a una o varias cuentas han de ser igual a lo que se abona.
2. Todo el que recibe debe a la persona que da o entrega.
3. Todo valor que ingresa es deudor y todo valor que sale es acreedor4. Toda pérdida es deudora y toda ganancia acreedora.
EL TRATADO DE COMPUTIS ET SCRIPTURIS
En las primeras páginas del tratado especial, Pacciolo declara que ha adoptado el sistema usado en Venecia, por cuanto es el que, entre otros, le parece ha de ser recomendado.
Lo primero que ha de hacer un comerciante es establecer el Inventario de lo que posee. Relacionará las cuentas por orden de movilidad, empezando por la de "Caja", esto es, de mayor a menor movilidad, lo cual contiene el germen, el principio de la clasificación moderna de las cuentas del Balance. El Inventario se escribirá en una hoja o en un libro.
No queda muy claro el criterio de Pacciolo respecto a lo que ahora llamaríamos "valoración" de las mercancías inventariadas, pero parece deducirse que ha de tomarse el precio del mercado. Lo cual no sería muy acertado si se interpretará en el sentido de que las existencias han de valorarse a "precio de venta en el mercado", pero ya no sería tan discutible si se entendiera a
"precio de compra en el mercado". De todos modos, este punto de las valoraciones es una de las partes más débiles del Tractatus.
Después del Inventario se anotarán las sucesivas operaciones, sirviéndose de tres libros, a saber: el Memoràndum, el Diario y el Mayor (libro Quaderno Grande) Pero dice que algunos prescinden del Memorando (libro borrador) El libro Mayor ha de tener un índice para poder encontrarlas cuentas (libro Trovarello).
Recomienda numerar y firmar cada página, y que los libros sean presentados a una oficina pública ( como parece ser, ocurría en Perusa), para que en la primera página se inscriba lo que ahora llamamos "diligencia de legalización", y añade que conviene hacer constar en los libros el nombre de quien ha de escribir en ellos.
El primer asiento, en el Diario, será la contabilización del inventario inicial, con abono a la cuenta del Capital, que llama Cavedale, añadiendo que esta cuenta de Capital siempre ha de figurar como acreedora, tanto en el Diario como en el Mayor. Pero del último párrafo del capítulo XXVII se deduce que cuando en el Inventario hay cuentas de Pasivo, éstas han de cargarse en el Capital; por tanto, el saldo de la cuenta de Capital indica el haber líquido del comerciante. De todos modos, los cargos a Capital por partidas de Pasivo del Inventario están defectuosamente explicados.
En el Diario de Pacciolo, los asientos son todos de "tal a tal" esto es, de un deudor y un acreedor. Cuando hay más de uno, los fracciona (por ejemplo, cada partida del Inventario da lugar a un solo asiento de abono a Capital, y por tanto hay tantos abonos a dicha cuenta como partidas del Inventario) En el ejemplo que presenta de Inventario inicial figura una partida correspondiente a acreedores del comerciante, esto es, a Pasivo, pero no desarrolla en el Diario el ejemplo de asiento que le corresponde, aunque del citado capítulo XXVII se desprende que tal partida ha de producir cargo en la cuenta de Capital. Los asientos compuestos no aparecen hasta 1605, en la obra del alemán Simón Stevin.
En el libro"Memorando" (cuando se lleva) se consignan las notas, datos y explicaciones que después han de servir de base para los asientos a redactar en el Diario. Cada vez que un asiento es pasado del Memoràndun al Diario, se trazará una raya diagonal sobre el asiento del Memorando, con objeto de que quede constancia que el traspaso ha sido efectuado.
Los asientos del Diario han de redactarse sobre la base de que "para cada deudor corresponde un acreedor" (Cáp. XXXVI), y añade: "El mismo día que se produce un deudor, también nace simultáneamente un acreedor"
Pacciolo sólo usa asientos de la forma externa de "tal a tal", y por este motivo las cantidades únicamente se escriben una sola vez, al final del asiento, y no se establecen sumas en el Diario. Los títulos de las cuentas deudoras van a la izquierda y los de las cuentas acreedoras a la derecha. Así, una compra de harina a pagar a plazo dará lugar, en el Diario, a un asiento de la forma esquemática siguiente:
Por harina a Fulano de tal
En la época de Pacciolo (y en realidad hasta la primera mitad del siglo XVIII) no existía la cuenta general de Mercaderías sino que sé habría una cuenta a cada clase de artículos o partidas de géneros.

Recomienda llevar diversas cuentas de "gastos", sin olvidar de "gastos domésticos". Recomendación excelente la de diferenciar las varias cuentas de gastos, indispensable para conocer las causas que concurren a la formación del beneficio o pérdida del negocio; recomendación mantenida por todos los autores modernos, aunque no seguida y aplicada todavía en todas las actuales contabilidades. El pago de gastos dará lugar a un asiento del tipo:
Por gastos a Caja
Se ocupa con bastante detalle de la forma de establecer lo que actualmente llamaríamos "Balance de comprobación", pero limitado a las columnas de las sumas, esto es, sin consignar los saldos.
Sin embargo, el "balance de comprobación" que explica Pacciolo difiere fundamentalmente del Balance que ahora designamos con dicho calificativo.
En efecto, el Balance de la época de Pacciolo se establecía atendiendo solamente a las anotaciones del Mayor. Así, cuando en la regla 6ª del Cáp. XXVI dice que la suma de acreedores se refiere solo al Mayor. No se efectuaba ni podía efectuarse la confrontación entre las sumas de las cuentas del Mayor y las del Diario, debido a que, según ya hemos indicado, en el Diario no se determinaban sumas ni podían prácticamente establecerse, pues las cantidades se escribían al final del asiento, después de la explicación. La operación del "punteo" se imponía
No fue hasta 1796 que E. T. Jones señaló la posible y necesaria concordancia aritmética entre las sumas de las partidas anotadas en el Diario con las sumas del Debe y también con las del Haber de todas las cuentas del Mayor.
En las operaciones de trueque, frecuentes en aquellos tiempos (por ejemplo, una entrega de azúcar a cambio de tela), redacta un asiento del tipo:
Por tela a Azúcar
Estos asientos tiene la importancia de poner de manifiesto que la condición de deudor y acreedor puede ser aplicada no solo a personas, sino también a "cosas".
Al redactarse un asiento en el Diario, dice que dentro de la explicación puede ponerse cualquier clase de moneda, pero que fuera de la explicación, esto es, en la parte destinada a cantidades, ha de escribirse siempre la misma clase de unidades monetarias. Los asientos del Diario han de ser trasladados al Mayor, indicando en el primero, al lado de cada cuenta, el número del folio que en el Mayor corresponde a dicha cuenta. Por tanto, cada asiento del Diario ha de producir, en el Mayor, una anotación en dos cuentas (pues como ya se ha dicho solo se emplea asientos de "tal a tal") Recomienda la práctica de lo que ahora llamamos el "punteo" entre el Diario y el Mayor, y lo explica con gran detalle.
Al final de lo que ahora llamaríamos "ejercicio contable" establece los saldos de cada cuenta del Mayor. Recomienda el cierre de libros al terminar el año natural (Cáp. XXXII)
La liquidación de resultados se redacta en el propio Mayor, en una cuenta especial que denomina Pro e Danni y también Avanzi e Disavanzi, equivalente a nuestra actual cuenta de Pérdidas y Ganancias, la cual, dice no ha de abrirse en el Diario, sino en el Mayor. Por tanto no hay asientos de "cierre" ni de "regularización" en el Diario. El saldo final de la cuenta especial de resultados es transferido, en el propio mayor, a la cuenta de capital.
Este procedimiento no es el que ahora se aplica, pero su adopción conducía forzosamente entonces al resultado de que la cuenta de Pérdidas y Ganancias no funcionaba durante el ejercicio, sino únicamente al final; que es lo procedente y lo que todavía no ocurre en algunas modernas contabilidades. El concepto de "Balance" en el sentido que actualmente damos a esa palabra no se inicia hasta Pietra (1586), para perfeccionarse en forma definitiva por Flori (1677) Hasta entonces, la palabra "Balance" significaba solamente "Balance de comprobación, de sumas", con las limitaciones que hemos señalado al no existir concordancia aritmética entre el Diario y el Mayor.
Respecto a la correspondencia referente al negocio, expone la conveniencia de conservar una copia resumida de cada carta o copiarlas íntegramente si son importantes, llevando un libro registro.
Se ocupa de los errores y de la forma de corregirlos sin acudir a raspaduras ni enmiendas. Y también se ocupa de las cuentas en participación, que entonces eran un equivalente de lo que después han sido las "compañías".
El principal defecto de la obra de Pacciolo es el escasísimo número de ejemplos de asientos. Los autores inmediatamente posteriores a Pacciolo, si bien es cierto que en su mayoría resultarán ser simples traductores o copistas, se dedicaron a presentar mayor número de ejemplos, permitiendo así conocer mejor el manejo de las cuentas. Después de la obra de Paciolo se publicaron en Italia y fuera de ella otros libros sobre Contabilidad, pero solo existen dos autores dignos de este nombre: Angelo Pietra (1586) y Ludovico Flori (1633), que a su vez fueron copiados por otros

* El 10 de noviembre de 1494 Lucas Pacciolo publica su obra: "Summa de Aritmética, Geometría, Proportionati Et Proportionalita", a través de su "Tractatus – XI" recopila una serie de datos vertidos en los antiguos contadores y da amplia referencia sobre la Partida Doble.
* Aconseja utilizar 4 libros de contabilidad: Inventario, Borrador, Diario, Mayor.
* Su ecuación fundamental fue:
Activo = Pasivo + Capital
* Reglas de la Partida Doble:
1. Toda persona que me debe era anotado en la parte del débito.
2. Toda persona que yo le debo era anotado en la parte del haber.
3. Toda bien que entra a la empresa era anotado en la parte del debe.
4. Todo bien que sale de la empresa era anotado en el haber.
5. Todas las pérdidas son anotados en la parte del débito.
6. Todas las ganancias van anotados en la parte del haber.
Esta lectura revela la gran importancia de las obras de Lucas Pacciolo, ya que se estructura de una forma adecuada y se trata de ser lo más explícito en la interpretación y la aplicación de cada una de ellas a la Contabilidad.
También se concluye que el DEBE y el HABER son los pilares de la gran estructura, de la ciencia de la Contabilidad al ejercer su acción sobre las operaciones económicas que generan su aplicación:
o No hay deudor sin acreedor ni acreedor sin deudor.
o Activo (representa los bienes y propiedades)
o Pasivo (representa las deudas con terceros)
o Capital (la inversión de dinero en el negocio)
Otras de las conclusiones a las que se puede llegar después de apreciar la presente monografía, es gran genialidad del Fray Lucas Pacciolo, que con sus grandes conocimientos y aportes que dio en su época fue reconocido por muchos genios de ese entonces, saliendo así del anonimato en el que se encontraba, y que hoy en los tiempos modernos estudiamos ya que aportaron mucho a la estructura .

Valentín Gómez Farías (1833/1846-47)
Nativo de Guadalajara, Jalisco, nació el 14 de febrero de 1781. Fue cinco veces presidente, en sustitución de Santa Ana, en su carácter de vicepresidente.
El primer periodo fue del 1 de abril al 15 de mayo de 1833, y sucesivamente del 2 al 17 de junio del mismo año; del 6 de julio al 27 de octubre de 1833; del 5 de diciembre de ese año al 23 de abril de 1834, y del 24 de diciembre de 1846 al 20 de marzo de 1847. Falleció en la ciudad de México, el 5 de julio de 1858.
Esta fue promulgada el 5 de febrero de 1857 (en México). También la constitución de 1917 fue promulgada un 5 de febrero (en Querétaro). Entre los diputados notables del congreso constituyente de 1856 se encontraban Ignacio Ramírez, político y poeta conocido como "el nigromante", José María Mata, Ponciano Arriaga, Santos Degollado, Melchor Ocampo, Miguel y Sebastián Lerdo de Tejada, Benito Juárez, y otros más.

La mayoría de ellos de ellos eran fanáticos masones. Como no había conservadores entre ellos, esta constitución salió puramente liberal, lo que provocó en los conservadores un descontento y rechazó absoluto, declarándose enemigos de ella y repudiándola. Algunos de sus puntos eran:

1. no se reconoció la libertad de cultos, únicamente la religión cristiano-católica. esto era un ardid político para que la juraran todos.
2. decretaba ya, parcialmente, la diferencia o separación entre la iglesia y el estado.
3. establecía un registro civil. con esto, el registro parroquial dejaba de ser el oficial.
4. no se nacionalizaban los bienes del clero; pero la iglesia no podía administrar o poseer bienes raíces.
5. el respeto a las garantías individuales, llamados derechos humanos, declarados por primera vez durante la revolución francesa.
6. establecía un sistema unicameral en el poder legislativo; con ello desaparecía la cámara de senadores y quedaba solo la de diputados. esto no fue del agrado de comonfort porque se dotaba de gran fuerza al poder legislativo y con ello el ejecutivo perdía ventaja en el dominio del país.
7. se ratificaba la ley Juárez, es decir se prohibía a los tribunales eclesiásticos y militares conocer en materia que no fuera de su absoluta competencia.
8. proclamaba la libertad de pensamiento y expresión del hombre.
9. proclamaba la libertad de enseñanza y de prensa. esa libertad de prensa atacaba a la iglesia; pero también era un arma de doble filo, porque se podía revertir contra el gobierno mismo y presentarlo o exponerlo públicamente.
10. sé reimponía la exclaustración.
Con todo esto y con la amenaza de la iglesia de excomulgar a quien jurara la constitución, casi nadie la juró, salvo los empleados y funcionarios públicos, a quienes se les obligo a hacerlo.
La constitución de 1857 formó parte de la legislación conocida como las Leyes de Reforma, promulgadas por un grupo de liberales del que destacan Benito Juárez, Miguel Lerdo de Tejada y Melchor Ocampo.
El Congreso Constituyente inició sus labores el 18 de febrero de 1856, y durante casi un año la Asamblea Legislativa -conformada por hombres como Valentín Gómez Farías, Francisco Zarco, Ponciano Arriaga, Guillermo Prieto, Ignacio Ramírez e Ignacio Luis Vallarta- debatió temas fundamentales para la Nación: los derechos del hombre, la forma de gobierno, la soberanía de los estados con respecto al centro, la división de poderes y el respeto a la Constitución.
El día de hoy hemos sido convocados para conmemorar con 14 de febrero pero del año de 1781 nació Valentín Gómez Farías uno de los mas preclaros talentos del siglo XIX quien nos heredo este documento que hoy forma parte de nuestra memoria histórica y sobretodo de la recepción de las ideas liberales sobre las cuales Jesus Reyes Heroles había señalado que si simplemente se ve en el liberalismo mexicano la recepción de la modernidad en su literatura originadora o derivada de los hechos históricos que la caracterizan, se está, a no dudarlo, adoptando un criterio unilateral.
Nació en Guadalajara; estudió la carrera de medicina la cual desarrolló más tarde en la ciudad de Aguascalientes. Después se inclinó por la política, carrera muy difícil en esa época. Logró ser regidor del ayuntamiento y diputado en las cortes españolas.
Gómez Farías tenía cierto fervor por su patria, tan evidente que a través de todos los actos que realizó, pudo implantar una república federal, libre, y democrática en el país como lo deseaba.
Nosotros creemos que luchar por una república federal y democrática fue su gran obra; además que como vicepresidente durante el gobierno de Santa Anna, provechó las retiradas estratégicas del presidente, en las que asumiendo la presidencia, intentó cambios radicales en la estructura político-social de la nación.
Por mala suerte estos cambios daban marcha atrás, cada vez que Santa Anna regresaba; a pesar de la inestabilidad política de la época, Gómez Farías sentó las bases de la reforma con principios liberales, que actualmente forman parte de nuestra constitución política.
Entre otros logros de Gómez Farías están:

*La libertad de opinión, supresión de las leyes de represión a la prensa, la abolición de los privilegios de la iglesia y el ejército, la supresión de las ordenes monásticas; así como establecer los medios que procuraran el mejoramiento de los grupos indígenas y la educación de las clases populares, todos ellos, principios liberales.
Valentín fue constituyente en los años de 1824-1857. Otras de sus hazañas fueron la de suprimir la Universidad Pontifica de México, sustituyéndola por la Dirección General de Instrucción Pública para el Distrito y territorios de la federación. Llevó a cabo la instauración del Instituto de Ciencias Médicas, que más tarde se convirtió en la Facultad de Medicina. También dictó una ley permitiendo la organización de la Biblioteca Nacional.
El doctor José María Luis Mora fue uno de sus colaboradores más cercanos.
El documento que contiene plasmados los ideales de Valentín Gómez Farías se conoce con el nombre de "Leyes de Reforma", la expedición de estas leyes, cubrió casi un año, de abril de 1833 al mes de abril de 1834, en este lapso se dieron nuevos levantamientos en contra de la obra reformista, pero que fracasaron en su intento por impedir la tarea de Gómez Farías.
En el orden económico se dispuso que el gobierno se hiciera cargo de los bienes del duque Monteleone, destinando sus rentas para el sostenimiento de la educación pública (27 de mayo de 1833); se ordenaba la secularización de las misiones de California, desde entonces sus productos pasaban a la renta nacional (17 de agosto de 1833), y los bienes y capitales de las misiones de Filipinas pasaran a la Federación (31 de agosto de 1833).
Las reformas a la iglesia prohibían al clero regular y secular, tratar asuntos políticos (6 y 8 de junio de 1833); se suprimió la coacción civil para el pago del diezmo y para el cumplimiento del voto monástico (27 de octubre y 6 de noviembre respectivamente); supresión de sacristías mayores (17 de diciembre de 1833); los edificios jesuitas fueron cedidos a los estados de la Federación (31 de enero de 1834), y se ordenaba la secularización de todas las misiones de la República (16 de abril de 1834).
En cuestiones del ejército se ordenaba la destitución de los jefes militares que se pronunciaran en contra de las instituciones federales (5 de agosto de 1833); se ordena la reducción del ejército, con el fin de mantener sólo a las tropas indispensables para proteger el orden interno (11 de noviembre de 1833), se ordena la disolución de los sublevados del ejército (15 de
noviembre de 1833); se ordena la formación de la milicia cívica en el D.F. y territorios (21 de marzo de 1834)
Gómez Farías trató de operar una profunda transformación en el campo de la educación, por considerar que era al Estado a quien correspondía atender este importante servicio social. Sus disposiciones en materia educativa, fueron de tal importancia que se las considera inspiratorias de la organización nacional.
Establece la libertad de imprenta el 2 de abril de 1833; suprime colegios religiosos y los destina a la educación pública (12 de octubre de 1833), suprime la Universidad Pontificia y ordena la creación de la Instrucción Pública (23 de octubre de 1833), se establece la creación de seis instituciones de estudios superiores, se declara la libertad de enseñanza y se crea la Escuela Normal de Profesores.
Al morir Gómez Farías, y por decisión de algunos clérigos, se le niega el derecho a ser sepultado en el camposanto, debido a su ferviente liberalismo, quedando sepultado en la huerta de su propiedad.
En el Centenario de la Escuela de Medicina en 1933, los restos del prócer de la reforma fueron trasladados a la Rotonda de los Hombres Ilustres. Así, por la labor desarrollada en la estructuración de la Constitución, donde quedaron plasmados sus ideales, el pueblo de México rinde homenaje a este ilustre mexicano denominándole: "EL PADRE DE LA REFORMA"
Valentín Gómez Farías fue hijo de españoles, ejerciendo la medicina en Aguascalientes donde fue elegido diputado de las cortes españolas.
Creó su propio batallón que sostuvo con recursos propios; se le conoce como "Padre de la reforma". Presidente por cinco ocasiones; se adhirió al "Plan de Ayutla" encabezado por Juan Álvarez, de la que resulta la Promulgación de la Constitución de 1857; a él debemos la fundación de la Biblioteca Nacional de la ciudad de México en 1833.
El personaje inspirador de los cambios del estado de la República muere en 1858, sus actos quedaron en beneficio de los mexicanos.
Los derechos del hombre fueron claramente formulados en veintinueve artículos, en ellos se enfatizó que eran la base de las instituciones y que el ser humano era libre e igual ante la ley, por lo que se excluían los tribunales especiales, los títulos de nobleza y los honores hereditarios. La libertad fue extendida a la enseñanza, el trabajo, la expresión de las ideas, la imprenta, así como la asociación, portación de armas y el libre tránsito. En cuanto a la Soberanía Nacional (artículo 39), se hizo residir "esencial y originalmente en el pueblo", lo cual modificó el precepto establecido por el Acta y la Constitución de 1824, donde quedó plasmado que la soberanía descansaba en la Nación.
Finalmente, estipulaba que la Nación estaría organizada como República representativa, democrática y federal.
Uno de los temas más discutidos en el Congreso Constituyente de 1856-1857 fue el concerniente a la religión. El proyecto elaborado por la comisión de la Constitución propuso, en el artículo 15, que "no se expedirá en la República ninguna ley, ni orden de autoridad que prohíba o impida el ejercicio de ningún culto religioso..."
Formalmente, la Constitución de 1857 siguió vigente hasta la aprobación en 1917 de la actual. El 1º de diciembre de 1916 se inició la sesión inaugural del Congreso Constituyente de Querétaro con la asistencia de 151 diputados. Venustiano Carranza, entonces Primer Jefe de la Revolución Constitucionalista y Encargado del Poder Ejecutivo, envió al Congreso un
proyecto de Constitución, que fue ampliado y mejorado -en cuanto a cuestiones sociales- por el documento final, promulgado el 5 de febrero de 1917.
El texto propuesto por Carranza el 1 de diciembre de 1916, reformaba la Constitución de 1857, sobre todo en materia de organización política.
Carranza solicitaba hacer efectiva la división de poderes, el pacto federal, los derechos del hombre -ahora llamados garantías individuales- y su correlato de amparo, realizar la elección directa del presidente, suprimir la vicepresidencia, y establecer la completa independencia del Poder Judicial. Aun cuando la fracción XX del artículo 72 del proyecto original otorgaba al Poder Legislativo Federal la facultad de expedir leyes sobre el trabajo y, no obstante que en las leyes expedidas por el propio Carranza durante el movimiento revolucionario, destaca la Ley Agraria del 6 de enero de 1915, los constituyentes no se conformaron con el proyecto que se les presentaba y consideraron que era en la Constitución, no en leyes secundarias y reglamentarias, donde debían quedar contempladas las leyes fundamentales sobre el problema agrario y las relaciones laborales.
Se vive el año de 1857; tiempos aciagos convulsionan interiormente al país. El orden jurídico se enaltece con la expedición de una nueva Constitución, el 5 de febrero del mismo año.
"El Poder Judicial", no dice Francisco de Paula Arrangoiz en su obra: "México desde 1808 hasta 1867", "es electivo cada seis años, sin que para ser magistrado en él se exija más requisito que estar instruido en la ciencia del derecho a juicio de los electores; ser mayor de treinta y cinco años y ciudadano mexicano por nacimiento, en ejercicio de sus derechos".
La Suprema Corte sigue de pie, con muchos problemas. Herida, pero de pie; respondiendo a las necesidades de la impartición de justicia en la medida en la que puede hacerlo y se le permite; aún no rompe las cadenas a las que se le somete a través de pasadas constituciones. Se gobernaba en la incertidumbre de las luchas internas y con los pocos elementos con los que contaba, pero aún así, cumplía su misión.
La Constitución de 1857, jurada el 5 de febrero del mismo año, fue el producto de profundas disertaciones históricas, jurídicas y filosóficas, destacando intervenciones como las de los insignes diputados Don Francisco Zarco, de Ponciano Arriaga y por supuesto la ponencia de Don Mariano Otero quién pretendía restaurar la Constitución de 1824, considerándose para ello reformas a la misma, tales como, la prohibición para que corporaciones religiosas adquirieren bienes inmuebles; abolición de fueros militares y eclesiásticos.
La Constitución de 1857 resulta una Constitución liberal, en la que en sus debates camarales ya detenta la semilla de los aspectos sociales, que posteriormente serán plasmados en la Constitución política de 1917, siendo, nos dice Felipe Tena, que Don Ignacio Ramírez se refirió al problema social: "...con mayor vehemencia que Arriaga...".
De esta Constitución y en relación a la Suprema Corte de Justicia, debemos de estar a lo que dispone la Sección III, Título del Poder Judicial, en cuyos artículos se dispone lo siguiente:
ART. 90.- Se deposita el ejercicio del Poder Judicial de la Federación en una Corte Suprema de Justicia y en los Tribunales del Distrito y Circuito.
ART. 91.- La Suprema Corte de Justicia se compondrá de once Ministros Propietarios, cuatro Supernumerarios, un Fiscal y un Procurador General.
ART. 92.- Cada uno de los individuos de la Suprema Corte de Justicia durará en su encargo seis años, y su elección será indirecta en primer grado, en los términos que disponga la ley electoral.
ART. 93.- Para ser electo individuo de la Suprema Corte de Justicia, se necesita: Estar instruido en la ciencia del derecho, á juicio de los electores, ser mayor de treinta y cinco años y ciudadano mexicano por nacimiento, en ejercicio de sus derechos.
ART. 94.- Los individuos de la Suprema Corte de Justicia al entrar a ejercer su encargo, prestarán juramento ante el Congreso, y en sus recesos ante la diputación permanente, en la forma siguiente: "¿Jurais desempeñar leal y patrióticamente el cargo de magistrado de la Suprema Corte de Justicia que os ha conferido el pueblo, conforme a la Constitución, y mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión?".
ART. 95.- El cargo de individuo de la Suprema Corte de Justicia solo es renunciable por causa grave, calificada por el Congreso, ante quien se presentará la renuncia. En los recesos de éste, la calificación se hará por la diputación permanente.
ART. 96.- La ley establecerá y organizará los Tribunales de Circuito y de Distrito.
ART. 97.- Corresponde a los Tribunales de la Federación conocer:
I.- De todas las controversias que se susciten sobre el cumplimiento y aplicación de las leyes federales.
II.- De las que versen sobre derecho marítimo.
III.- De aquellas en que la federación fuere parte.
IV.- De las que se susciten entre dos o más Estados.
V.- De las que susciten entre un Estado y uno o más vecinos de otro.
VI.- De las del orden civil o criminal que se susciten a consecuencia de los tratados celebrados con las potencias extranjeras.
VII.- De los casos concernientes a los agentes diplomáticos y cónsules.
ART. 98.- Corresponde a la Suprema Corte de Justicia desde la primera instancia, el conocimiento de las controversias que se susciten de un Estado con otro, y de aquellas en que la Unión fuere parte.
ART. 99.- Corresponde también a la Suprema Corte de Justicia dirimir las competencias que se susciten entre los tribunales de la federación; entre éstos y los de los Estados, o entre los de un Estado y los de otro.
ART. 100.- En los demás casos comprendidos en el Art. 97, la Suprema Corte de Justicia será tribunal de apelación, o bien de última instancia, conforme a la graduación que haga la ley de las atribuciones de los tribunales de Circuito y de Distrito.
ART. 101.- Los Tribunales de la Federación resolverán toda controversia que se suscite.
I.- Por leyes o actos de cualquiera autoridad que violen las garantías individuales.

II.- Por leyes o actos de la autoridad federal que vulneren o restrinjan la soberanía de los Estados.
III.- Por leyes o actos de las autoridades de éstos, que invadan la esfera de la autoridad federal.
ART. 102.- Todos los juicios de que habla el artículo anterior se seguirán, a petición de la parte agraviada, por medio de procedimientos y formas del orden jurídico, que determinará una ley. La sentencia será siempre tal, que solo se ocupe de individuos particulares, limitándose á protegerlos y ampararlos en el caso especial sobre que verse el proceso, sin hacer ninguna declaración general respecto de la ley o acto que la motivare.
Comonfort juró observar y respetar la Constitución de 57. Este ordenamiento establecía en su artículo 79, que el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, substituiría al Presidente de la República, en ausencia de éste último; razón por la cual, ante el desconocimiento que de la Constitución a la que nos referimos, hizo el propio Comonfort, Juárez se entregó a la lucha en defensa de la misma, ocupando la primera magistratura de la República, dando cauce y paso a una nueva etapa en la Historia de México, de la que estamos seguros surge el Estado mexicano con tal vigor, que a la postre lanza a la vida jurídico política la Constitución de 1917, primer ordenamiento jurídico social del siglo XX.

Pues finalmente el Congreso promulgó la nueva Constitución el 5 de febrero de 1857.
Esta declaraba la libertad de enseñanza, de imprenta, de industria, de comercio, de trabajo y de asociación. Volvía a organizar al país como una república federal. Entre otras cosas, incluía un capítulo dedicado a las garantías individuales, y un procedimiento judicial para proteger ese derecho conocido como amparo. También apoyaba la autonomía de los municipios, en que se dividen los estados desde un punto de vista político.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada