viernes, 14 de agosto de 2009

CONTROL DE LECTURAS

Margarita Campos Sierra
MAESTRÍA EN EDUCACIÓN
PRIMER CUATRIMESTRE


EL MOVIMIENTO EDUCATIVO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA



INTRODUCCIÓN


La Revolución mexicana fue el primer gran movimiento del siglo XX que logró transformar radicalmente las estructuras económicas, políticas y sociales del país. A partir de este movimiento puede entenderse el proceso de modernización seguido por el país.Campesinos, indígenas y obreros fueron las fuerzas motrices que la hicieron posible la Revolución que le dio vida a importantes demandas políticas y sociales surgidas de la opresión, la injusticia y la desigualdad acumuladas por más de 30 años de dictadura.
El tema de la educación durante la revolución fue motivo de profunda preocupación, tanto, que el Programa del Partido Liberal de los hermanos Flores Magón y otros precursores de la Revolución sí mezcló puntualmente este aspecto. En él se plantea la multiplicación de las escuelas primarias, la obligación de impartir enseñanza laica, la obligatoriedad de la instrucción hasta los 14 años y la importancia de pagar salarios decorosos a los maestros.


DESARROLLO

En la etapa final del movimiento, la Soberana Convención Revolucionaria de abril de 1916 incluyó en su Programa de Reformas Político-Sociales la necesidad de establecer escuelas rudimentarias en toda la república, fundar escuelas normales en cada estado y elevar las percepciones de los profesores.

Durante el período previo a la aprobación de la Constitución de 1917, en los diversos pronunciamientos, leyes y programas que se emitieron en medio de la guerra, se aprecian importantes esfuerzos orientados a lograr que el pueblo tuviera acceso a la enseñanza.
Durante las administraciones de León de la Barra y Francisco I. Madero se organizó la escuela rudimentaria y surgieron los primeros intentos serios por extender los beneficios de la escuela hacia las clases campesinas y núcleos indígenas dispersos por toda el país, orientado esto a alcanzar la unidad nacional, elemento indispensable para impulsar el desarrollo económico del país.

En su informe rendido al Congreso de la Unión el primero de abril de 1912, el presidente Madero refería que el Ejecutivo dedicaba especial cuidado a la enseñanza, dictando las medidas más oportunas para obtener un buen servicio. Señalaba que ya se había empezado a poner en práctica el decreto del 1 de junio de 1911 referido al establecimiento de las escuelas de instrucción rudimentaria en toda la República.

A pesar de la situación de guerra que se vivía, Madero informaba al Congreso el 12 de septiembre de 1912, que la Secretaría del ramo había emprendido importantes estudios sobre la mejor forma de organizar y establecer, de manera definitiva, y con el mayor provecho y extensión posibles, las escuelas rudimentarias en todo el país; teniendo en obra la revisión de los programas de enseñanza de las Escuelas Primarias, Normales y de la Escuela Preparatoria, para conformarlos mejor con las exigencias de la moderna Pedagogía.

En pleno enfrentamiento bélico, entre 1910 y el Constituyente de Querétaro, la preocupación por la educación no disminuyó, realizándose varios encuentros nacionales para debatir y ventilar sus más acuciantes problemas: unificación, federalización, organización, financiamiento, materiales y métodos. Los más importantes congresos y asambleas realizados en ese lapso fueron: I Congreso Nacional de Educación Primaria (CNEP), reunido del 13 al 24 de septiembre de 1910 en la Ciudad de México, a convocatoria del ministro Sierra; II Congreso Nacional de Educación Primaria, celebrado en septiembre de 1911 en la capital del país, convocado por el ministro Vázquez Gómez e inaugurado por el presidente interino León de la Barra; III Congreso Nacional de Educación Primaria, convocado por José Ma. Pino Suárez y el gobierno de Veracruz, que se realizó a mediados de 1912 en Jalapa; IV Congreso Nacional de Educación Primaria, con los auspicios del gobierno del estado de San Luis Potosí y la Secretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes, a cargo del Lic. José Ma. Lozano, que se realizó a partir del 1 de octubre de 1913 en ese estado; Congreso Nacional de Educación, celebrado en la ciudad de México a mediados de 1914, convocado por la Secretaría a cargo de Félix F. Palavicini.

El gobierno de la Soberana Convención, paralelo y rival del régimen de Carranza, promulgó en noviembre de 1915 la Ley sobre Generalización de la Enseñanza, en la que se declara que la Enseñanza Nacional es de la competencia del Gobierno Federal, estipulándose igualmente que será gratuita, obligatoria y laica.

El esfuerzo educativo, prácticamente interrumpido por la Revolución y la guerra civil que asoló al país, sólo pudo ser reemprendido, no sin grandes dificultades, con el ascenso y dominio hegemónico de la facción constitucionalista, liderada por don Venustiano Carranza.El rumbo fundamental en el ámbito de la educación sólo se marcará cuando los constitucionalistas impulsan un gran debate nacional cuyos resultados habrían de darle al país la estructura de un nuevo Estado políticamente centralizado. Los logros alcanzados por el Constituyente de 1916-1917 le permitieron al país transitar por un proceso de institucionalización de su vida económica, política, social y cultural.

Con la aprobación del artículo Tercero, la Revolución moldea una nueva escuela mexicana, de acuerdo con las tendencias que la significaron: carácter laico y nacional; gratuidad; responsabilidad del Estado.

Con base en la Constitución de 1917, Carranza se propuso dar prestigio, responsabilidad y fuerza a los Ayuntamientos, y el 28 de febrero de ese año les entregó las riendas para dirigir la educación, aunque los resultados fueron desastrosos, ya que el municipio se había vuelto botín de caciques, jefes de armas y políticos locales, quienes sustraían considerables recursos económicos. La Secretaría de Instrucción y Bellas Artes fue suprimida por la Ley de Secretarías de Estado del 13 de abril de 1917.

La política descentralizadora del carrancismo no dio resultados positivos, pues al poco tiempo que los ayuntamientos se hicieron cargo de las escuelas primarias y jardines de niños, se demostró que estas instancias no estaban capacitadas para esta compleja tarea, ya que su administración y funcionamiento requerían de una preparación científica y pedagógica, así como de ingresos suficientes para llevar a la práctica los principios de laicidad, obligatoriedad y gratuidad. En la práctica, esta política se enfrentó a múltiples problemas como la necesidad de edificios, organización, legislación y administración.El primer período de estabilidad en materia educativa se inicia en 1921, con el gobierno del general Obregón, quien el 1 de septiembre de este año informaba que el Ejecutivo había dedicado atención muy preferente a la educación popular.
El primer paso de gran trascendencia que dio el gobierno de Obregón fue la restauración de la instancia ministerial que iba de nueva cuenta a centralizar y regular, desde una perspectiva nacional, la ingente tarea educativa. Al frente de esta instancia designa a José Vasconcelos, hombre con una capacidad excepcional, gran visión y enorme energía, a lo que aunaba un auténtico deseo de que el pueblo acceda a la educación.La SEP fue creada mediante ley de fecha 29 de septiembre de 1921. Vasconcelos había sido efímero secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes del primer gobierno de la Convención, a cargo de Eulalio Gutiérrez, del 7 de diciembre de 1914 al 15 de enero de 1915.

Vasconcelos permaneció como titular de la cartera de educación en el gobierno de Obregón, del 2 de octubre de 1921 al 2 de julio de 1924. Con la creación de la SEP dio inicio una etapa trascendental que condujo a la conformación del sistema educativo nacional.


CONCLUSION


La educación ha pasado, hasta la fecha, por muchas complicaciones derivadas de movimientos sociales que la han impulsado y han dado pie al desarrollo de nuevas teorías para llegar a lo que es en la actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada